Las posibilidades de los tatuajes electronicos

Los tatuajes electrónicos van, poco a poco,  logrando mayor popularidad en muchas webs que versan sobre temáticas relacionadas con la medicina y con el deporte. Estos parches transdérmicos creados con tinta conductora introducen una serie de circuitos de pequeño tamaño en el organismo para controlar cualquier cambio que se produzca en su interior. Cada parche tiene una serie de luces LED que se encienden a medida que se comprueban los datos de la persona que lo tiene implantado. Estas características lo convierten en una herramienta útil en los siguientes campos.

Medicina

Un alto porcentaje de médicos que ha conocido la versatilidad y las posibilidades de este tipo de tatuajes  se muestra a favor de su implantación. En primer lugar porque es el profesional el que puede programar el tatuaje para obtener la información que necesite de ese enfermo en concreto. En segundo, y último, lugar porque es un gadget tecnológico de uso fácil que ofrece unas posibilidades que ahora son inabarcables pero que en breve serán una realidad.

Lo que parece evidente es que los tatuajes electrónicos que se encuentran en el mercado permiten mejorar, sensiblemente, la calidad de vida de diabéticos, personas con problemas cardíacos y enfermos de alzheimer. En este último caso es destacable la función de GPS de este tipo de tatuajes que permitiría localizar a cualquier enfermo en cuestión de segundos.

Lo mismo sucede con enfermos de edad avanzada y múltiples dolencias. Los pequeños circuitos que circulan por el organismo del paciente no dejan de enviar información al sistema. El más mínimo cambio de temperatura corporal, de tensión, de presión arterial o de nivel de azúcar en sangre es recibido de forma inmediata y puede ser corregido en cuestión de segundos.

Incluso para aquellas personas que no padecen ninguna enfermedad, pero quieren conocer al detalle lo que sucede en el interior de su organismo, este tatuaje les permitirá tener un informe detallado de su evolución diaria en su propio teléfono móvil.

Deporte

Los deportistas profesionales se someten ya a una serie de estudios médicos a través de una serie de medios que pueden llegar a entorpecer el proceder de futbolistas, nadadores y similares. Con estos tatuajes el médico del equipo podrá tener en su ordenador el informe actualizado de cada deportista y corregir de esta forma cualquier problema que pueda ocurrir.

Igualmente, gracias al uso de estos tatuajes se podrá llegar a conocer mejor qué le cuesta más a cada deportista, qué le cuesta menos y cómo mejorar su rendimiento teniendo una información inédita hasta la fecha pero que puede convertirse en una verdadera revolución para el sector.

Ejército

Aunque en internet apenas se habla de la utilidad del tatuaje electrónico en el sector de las Fuerzas Armadas, pensamos que puede ser uno de los sectores en los que esta invención logre un mayor índice de uso. Poder controlar a los profesionales que están llevando a cabo una operación militar concreta permitirá mejorar la efectividad y conocer fácilmente el estado de salud de todos y cada uno de los profesionales de un ejército determinado.

El futuro de los tatuajes electrónicos

Las posibilidades son interminables al ser, en estos momentos, una tecnología que está, prácticamente, comenzando su recorrido. En el futuro incluso se podría llegar a usar el tatuaje como si fuera una tarjeta de crédito. Estas posibilidades parecen ser de ciencia ficción aunque ya son una realidad de la que seremos partícipes en cuestión de años. Las primeras valoraciones apuntan que en los próximos diez años la implantación de estos tatuajes será progresiva. En este periodo de tiempo se irán concretando las características de este producto en el que ya trabajan fabricantes de todo el mundo.  De hecho, este sector es uno de los que experimentará un mayor nivel de crecimiento en los próximos años si tenemos en cuenta las previsiones que ya se están barajando en este sector.

De las empresas que los están desarrollando dependerá que nuestro futuro sea mejor que nuestro presente. Que la medicina, el deporte y todo tipo de sectores puedan beneficiarse de esta invención no deja de ser un sueño que tiene visos de convertirse en una palpable realidad antes de lo que imagina.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *