La medicina da un paso adelante con los tatuajes electrónicos

La medicina da un paso adelante con los tatuajes electrónicos

Los tatuajes electrónicos y la medicina se alían para proporcionar datos personales a los profesionales de la salud.

Nuestro historial médico, nuestros datos cuando practicamos deportes, si tenemos algún tipo de alergia o intolerancia y una gran cantidad de datos de carácter personal son información muy valiosa cuando estamos en una situación de riesgo y las nuevas tecnologías realizan un papel fundamental también para mejorar la asistencia de la medicina. ¿Te imaginas que un tatuaje electrónico pudiera dar toda esta información a tu médico? Quizás pueda ocurrir antes de lo que imaginamos, porque sin duda, los tatuajes electrónicos son una de las herramientas que comienzan a pisar fuerte en el mundo de la medicina y la salud.

Los tatuajes electrónicos que pretenden ayudar a la medicina responden a la técnica denominada Tech Tats, y lejos de ser una moda pasajera se pueden convertir en una herramienta imprescindible para los profesionales de la salud. Una de las empresas pioneras en este tipo de tatuajes electrónicos es la norteamericana Chaotic Moon que explica la relación de estos tatuajes electrónicos y la medicina y su uso de una forma muy sencilla: una vez que el tatuaje electrónico se ha transferido al a piel proporciona información médica de su portador en tiempo real que puede ser usada por lo tanto para la prevención de todo tipo de enfermedades y también para el control de las constantes vitales durante la práctica deportiva. Información por tanto relevante que hace que los tatuajes electrónicos tengan un papel importante en el mundo de la medicina.

Tatuajes electrónicos y medicina

Los tatuajes electrónicos por lo tanto vienen a sustituir a todas aquellas apps y herramientas digitales que existen a día de hoy para medir nuestras constantes durante la práctica de ejercicio. Pero además ofrecen otra serie de datos que les hace muy interesantes de cara a los próximos años. Además a diferencia del tatuaje tradicional, los tatuajes electrónicos no producen dolor mientras se están ejecutando, ya que se prescinde del uso de agujas que son las encargadas de introducir la tinta en la piel. El tatuaje electrónico, normalmente, sustituye la tinta vegetal por una tinta electroconductora especial que se deposita directamente sobre la dermis mediante un aplicador.

Para que estos tatuajes electrónicos cumplan sus funciones médicas, van acompañados de un microcontrolador y unos micro LEDS luminosos que simulan un circuito electrónico que es totalmente personalizable. Una vez que este se coloca sobre la piel comenzará a recoger todos los datos del portador.

Así los tatuajes electrónicos ofrecerán al médico información relacionada con la temperatura corporal, el ritmo cardiaco, la presión arterial, el nivel de estrés y de ansiedad… y todo ello en tiempo real, una información muy importante en determinados casos urgentes. Gracias a la tecnología de nuestros smartphones todos estos datos serán monitorizados a través de una aplicación para que los médicos y profesionales de la salud puedan interpretar perfectamente todos los datos que recoge el tatuaje electrónico.

A día de hoy los tatuajes electrónicos ofrecen todas estas posibilidades a la medicina pero se espera que puedan ofrecer muchas más en un futuro no demasiado lejano. Así a día de hoy se está trabajando para que los tatuajes electrónicos ofrezcan datos de geolocalización y ayuden también a los pacientes a controlar aquellas enfermedades crónicas que requieren un control diario como diabetes, problemas de tiroides etc.

Tatuajes electrónicos y medicina pueden ser una alianza muy ventajosa para toda la sociedad, tanto niños, adultos como ancianos.

También se espera que en el futuro gracias a esas posibilidades de geolocalizar personas, puedan ayudar a encontrar pacientes de Alzheimer en caso de que sea necesario o de cualquier tipo de demencia, una ayuda desde luego muy importante para todos.  Las compañías trabajan también para que los tatuajes electrónicos puedan ser totalmente personalizados y configurables por cada usuario de manera que pueda ofrecer los datos que cada uno desee. Además se está trabajando en lograr modelos universales que no causen ningún tipo de alergia o reacción en la piel de aquellos que quieran hacerse con uno de ellos para que así sean totalmente seguros y que puedan llegar a un público potencial mucho más amplio.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *